6 maneras en que los padres pueden empoderar a sus hijas

Navegando por Internet nos encontramos con este artículo que nos pareció súper interesante. Si hablamos de empoderar a nuestras hijas para que crezcan seguras de sí mismas debe ser tarea de ambos padres. Pero el rol que los papás juegan es fundamental.

En esta nota del sitio The Good Men Project, la COO de Facebook, Sheryl Sandberg, ha dicho que si un padre quiere criar a su hija para que se convierta en una mujer empoderada y segura, él debe hacer su parte de las tareas domésticas. Eso no puede ser lo primero que le viene a la cabeza cuando pensamos en cómo criar hijas fuertes, pero ella tenía razón y es un punto muy sencillo de hacer. Si vamos a romper los estereotipos basados ​​en el género, nuestros hijos necesitan presenciar que ambos padres tienen papeles iguales.

Ambos padres que llevan a cabo las siguientes seis estrategias empoderan a sus hijas a convertirse en mujeres fuertes y seguras, que persiguen sus pasiones y encuentran su voz.

  1. Dile a tu hija que ella es capaz de cualquier cosa

Ayuda a tu hija a ver y darse cuenta de sus fortalezas en lugar de centrarse principalmente en lo bonita que es. Dile que es inteligente, capaz y que su potencial es inconmensurable. Al convencer a tu hija de que todo es posible, estás criando una mujer fuerte e independiente.

  1. Resalta el rol de la mujer

Las hijas necesitan ver en sus padres la valoración de la mujer inteligente, obstinada y ambiciosa. Busquen siempre oportunidades para mostrar su respeto a la mujer al mencionar sus logros y el intelecto. Centrarse menos en apariencia. Señala, y habla, de las mujeres médicos, científicos, líderes, altavoces, matemáticos, empresarios y políticos. Si lo hacen, le mostrarán a tu hija que quien se convierte depende más de las decisiones que toma, de lo que la sociedad espera de ella. Escucha a tu hija y valora su voz y pensamientos.

  1. Fomentar la independencia

Como padre puedes animar a tu hija a probar cosas nuevas, asumir retos y resolver las cosas por su cuenta. Reforzar una sensación de confianza al decirle que ella puede hacerlo. Observa si tiene una hija que es buena en matemáticas, la ciencia o la tecnología. Trabaja contra los roles sociales de género al permitir que tu hija sepa que ella puede hacer o ser cualquier cosa que ella elige si trabaja lo suficientemente duro, y que vas a ayudarla.

  1. Deja que tu hija falle

El mayor crecimiento se produce durante los momentos más difíciles. Un padre le puede enseñar a su hija a ser más resistente y confiar en sus propias capacidades al manejar la decepción y ayudarla a levantarse de nuevo. Si tratamos de interferir, y no dejar que las niñas fallen para salvarlas de una experiencia dolorosa, estamos enseñándoles (sin intención, por supuesto) que no pueden manejar el fracaso. Dale a tu hija las habilidades que necesita para manejar el fracaso haciéndole cometer errores y dejala descubrir que ella puede recuperarse y volver a intentarlo. No sólo le vas a enseñar que sea abierta al cambio y a probar cosas nuevas, sino que también le vas a enseñar que para adquirir nuevos conocimientos son esenciales la tenacidad y la resistencia.

  1. Ayúdale a desarrollar el pensamiento crítico

Las niñas quieren complacer a sus padres, por lo que los papás juegan un papel importante e influyente en la formación de las mujeres en que sus hijas se convertirán.

Utilice la hora de comer para estimular discusiones donde se valora el pensamiento crítico y el cuestionamiento. El co-autor de la creadora de este artículo, Dr. Janet Rose Wojtalik escribió una gran obra llamada, Los Siete Secretos de Parenting Girls, donde sugiere que los padres piden hijas por sus opiniones: ¿Qué piensas de eso? ¿Por qué crees que pasó? ¿Cómo darse cuenta de eso? Realiza suavemente preguntas de sondeo y guíala para analizar su propio pensamiento. Tu atención y aprobación ayudarán a valorar n tu hija su capacidad para resolver problemas y pensar por su cuenta.

  1. Ser un ejemplo de la igualdad de género

Nuestros hijos siempre ven lo que hacemos más de lo que escuchan lo que decimos. Cuando las hijas ven a sus padres hacer una participación equitativa en el trabajo doméstico, asumen que es totalmente normal que los hombres y las mujeres se dividan las tareas por igual. Puede sonar como una cosa pequeña, pero envía un mensaje de que va en contra del estereotipo de género que existe, tal como “trabajo de mujeres”. Cuando tu hija ve una distribución equitativa del trabajo doméstico entre ambos padres, ella ve la igualdad. Cuando una hija ve a su papá respetando la carrera de su madre y el respeto de su esposa por ser una mujer fuerte, independiente, una chica se entera de que está bien para convertirse en una mujer fuerte e independiente.

Las niñas quieren complacer a sus padres, por lo que los papás juegan un papel importante e influyente en la formación de las mujeres a sus hijas se convierten. El mundo necesita mujeres dispuestos a desempeñar un papel fuerte y creativo en este mundo porque creen lo que les enseñaron sus padres, que su potencial es ilimitado.

Nota original acá 

You Might Also Like