5 datos, científicamente comprobados, de la relación padre – hijo que debes conocer

padre_e_hijo

Hoy las invitamos a revisar interesantes resultados de diversos estudios sobre la relación padre – hijo. Como podrán ver, la relación de un niño con su padre condicionará desde su aspecto físico hasta su nivel de ingresos.

Dormir cerca: Los padres que duermen cerca de sus hijos tienen niveles de testosterona más bajos que quienes no lo hacen, según revelaba un reciente estudio de la Universidad de Notre Dame (Francia) publicado en la revista PLOS One. Según los investigadores, este descenso de los niveles de la hormona masculina hace que un hombre sea más receptivo a las demandas de sus hijos, tal como te lo contamos hace algunos días como resultado de otro estudio.

Más parecido, más unidos: La teoría de la evolución de Charles Darwin predecía que los hombres cuidan más de sus hijos cuando se asemejan a ellos. Un estudio francés confirma que, en efecto, el interés paterno y la dedicación de un padre hacia sus hijos se ven influenciadas por las similitudes genéticas que existen entre ambos, y a fin de cuentas, por el parecido entre padre e hijo.

Obesidad paterna: Que el padre sea obeso puede producir alteraciones en la expresión de los genes en la siguiente generación, y por lo tanto aumentar en sus hijos el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer, sobre todo de colon y de ovario. Como pueden ver el exceso de peso no es un tema individual, puede generar enfermedades graves en nuestra descendencia.

Buenos recuerdos: Los hijos que tienen recuerdos afectivos de la infancia en relación a su padre son emocionalmente más estables a la hora de afrontar el estrés cotidiano. Estudios demuestran que una infancia tranquila y feliz en compañía de la figura paterna, determina una vida adulta mejor y más tranquila.

Padre rico, hijo rico: Los hijos de padres con altos ingresos también suelen tener mayores ingresos que la media. Pero no es por el dinero del padre, según un estudio publicado en Journal of Political Economy, sino por otros rasgos heredados o aprendidos de su progenitor, fundamentalmente cognitivos: inteligencia, ética en el trabajo, empeño y voluntad. Un hijo condiciona su futuro de acuerdo a las actitudes de su padre durante su infancia.

 

You Might Also Like