5 cosas que no deberías obligar a hacer a tus hijos

La palabra obligar es muy fuerte y ya viene con cierta carga negativa para todos los que se sienten obligados a hacer algo que no quieren.

Pero ¿Por qué debemos obligar a los niños a hacer ciertas cosas que no quieren? Debemos siempre tener claro que nuestra labor como padres es enseñares, decirles las razones y de guiarlos para que vayan formándose de la mejor forma. Debemos intentar formar personitas autónomas, capaces de razonar, de no tener ni sentir miedo de expresar sus sentimientos y de aprender a elegir.

Encontramos un artículo en el sitio BabyCenter donde se enumeran cinco cosas que nunca deberías obligar a hacer a tu hijo. Te invitamos a leerlas:

1.- Compartir: ¿Por qué razón debemos obligar a los niños a compartir sus juguetes? Un estudio reciente plantea que cuando los niños prestan sus juguetes de manera espontánea, y no por obligación, es más probable que repitan la acción en el futuro y a ser más generosos.  Frente a esta situación, no lo castigues. Explícale porqué es bueno compartir, qué beneficios tiene y lo más importante, siempre predica con el ejemplo.

2.- Pedir perdón: Disculparse debe ser un acto sincero que nazca del corazón para que realmente tenga el efecto que se busca. Lo importante siempre es hacerles ver que sus actos tienen consecuencias, explicarles como éstos pueden afectar a los otros y lo importante es ser sincero con los sentimientos y pedir disculpas. No te desesperes porque lo haga, llegará una edad en la que lo hará de manera voluntaria y porque lo siente.

3.- Dar besos: Este siempre ha sido un tremendo tema. Hace un tiempo un artículo estuvo dando vuelta en donde se expresaban las razones para no obligar a los niños a dar besos, ya que éste es un acto de de demostración de afecto real y por seguridad también.

4.- Quedarse en una casa ajena: Siempre debes tratar de entender las razones del por qué no quiere quedarse en una casa ajena. Explora sus sentimientos y las razones de su negativa. No lo obligues y siempre dales una opción.

5.- Ser lo que no quieren ser: Este es uno de los mayores errores que cometemos los padres. Obligarlos (o poner en él nuestros deseos o frustraciones) a hacer algún deporte en particular o realizar una actividad que no les gusta puede ser muy perjudicial para su desarrollo. Si ellos no son felices, no insistamos. Demos siempre la opción de elegir y de que vayan formando su propio futuro.

You Might Also Like